A Marta Fàbregas, fotógrafa, artista y curadora de Crossroads 2020, siempre le ha fascinado el collage y la investigación de lo nuevo. Sostener la imagen en sus manos, poder tocarla, manipularla y transformarla, le llevó a la técnica de la transfotografía. Reutilizar fotos antiguas de otros fotógrafos, manipularlas y reinterpretarlas son sus formas de volver a hacer visible lo que ya era invisible, de dignificar lo que el hombre había arruinado; es su propia manera de viajar en el tiempo, transformar, transmutar, transfigurar y transferirnos a una nueva realidad.

Diría que mi principal talento es saber capturar, de manera rápida y natural, la belleza de las cosas que me rodean. De ahí viene la fuerza de mi trabajo. Creo en el poder transformador del arte. Sin lugar a dudas, la empatía, la implicación y la creatividad son lo que le da a cada proyecto en el que participo un poder y un carácter que lo hace especial y único.